Nueva serie FM: sensores inductivos Full Metal.
Nueva serie FM: sensores inductivos Full Metal.

Gracias a su estructura mecánica, los sensores inductivos Full Metal de M.D., con carcasa AISI 316L, son aptos para:

  • las aplicaciones industriales más extremas, típicas en la industria alimentaria y de la bebida, como chorros de agua a alta presión y altas temperaturas;
  • el uso con cualquier agente químico habitualmente utilizado en el lavado de maquinaria;

Además, estos sensores son capaces de mantener un óptimo comportamiento térmico en todo el rango de temperatura, de -25°C a +70°C

La serie FM de M.D. garantiza:

  • elevada estabilidad térmica en su campo de trabajo, bajo todas las condiciones de uso;
  • elevada capacidad de repetición de las características del sensor;
  • facilidad de instalación.

Ventajas de la nueva familia FM:

  • elevada resistencia a golpes, incluso si el sensor es golpeado directamente en su parte frontal;
  • elevada resistencia a la abrasión superficial;
  • grado de protección IP69K, garantizado para la carcasa metálica completa, incluyendo la parte sensible. Los sensores de M.D. son ensayados para ser certificados según el máximo grado de protección disponible que excluye totalmente la posibilidad de penetración de agua, polvo o aceite, según los criterios de ensayo definidos en la norma IEC60529;
  • elevada resistencia a la corrosión, incluyendo la exposición a nieblas salinas, gracias a las características del material utilizado para la carcasa;
  • elevada resistencia a agentes desinfectantes, utilizados en la industria alimentaria y de la bebida;
  • resistencia a elevadas presiones; los sensores F.M. de M.D. han sido ensayados con presiones entre 80 y 100 bar.
  • Marcación láser.

Otras aplicaciones

Aparte de la industria alimentaria y de la bebida, los sensores de la gama FM están especialmente indicados en los siguientes sectores:

  • sectores con presencia de nieblas salinas (puertos, maquinaria y aplicaciones marinas, …) gracias a la elevada resistencia a la corrosión de su carcasa de acero inoxidable;
  • recuento de revoluciones de motor en ambientes extremos (palas eólicas, …) con exposición prolongada a agentes atmosféricos;
  • movimiento y manipulación de material, también de grandes dimensiones, que puede conducir a oscilaciones o deformación de estructuras metálicas.

Esta novedad pertenece al expositor: MICRO DETECTORS IBERICA S.A.U.